Oración a La Reyna De La Paz

Bienvenido a este Blog Divino de Oraciones, en esta ocasión voy a revelarte una oración a La Reyna De La Paz. Ten siempre en mente que esta oración es muy potente, así que ten celo con lo que suplicas, porque se va a volver realidad en tiempo breve, todo depende de la intensidad de tu convicción y de cuanta confianza tengas en la oración que realizas, es un poder insospechado.

Oración a La Reyna De La Paz

Oh memorable Divinidad La Reyna De La Paz,
santa virgen y mujer de alma pura,
primera flor de santidad de América,
monumental en humildad y rebosante de caridad,

memorable por la fragancia de tus virtudes
que veneraste a nuestro Jesús desde tu juventud
y percibiste el encargo divino de flagelarte por tus pecados
nos mostraste el patrón de la virtud
y que el dolor es corto si el propósito es glorioso.

Oración a La Reyna De La Paz

En esta oportunidad yo rezo ante tu Santidad
para que me propines tu ayuda
para que me restituyas al amor de Dios
para poder ser dichoso en esta vida.

Espero me oigas y tu supremacía se riegue sobre mi cholla
para poder salir adelante junto a mis personas queridas
y poder poseer la solidez que se precisa en esta vida
que se encuentra plagada de obstáculos.

No me dejes besar el suelo en el pecado
apártame de los perjudiciales propósitos de mis rivales
otórgame la calma exigida para no agredir a mi prójimo
y la paciencia para poder alcanzar la paz.

Te imploro me proporciones la dureza para estos momentos complicados
la facultad para resolver los problemas actuales
las ideas para obtener el plato de cada día
y la sobriedad para instruir a los míos en benignidad.

Ahora mismo estoy rogando ante ti
para que me retornes el amor que he perdido
para poder tener en mis brazos a mi pareja
y exteriorizarle todo mi dilección.

También oro ante Tu Divinidad para solicitarte más posesiones y dinero
dinero básico para sostener el día a día
sueño detentar una profesión estable con buen salario
y un negocio redondo que me permita detentar cierta comodidad.

En ese orden, hago esta oración ante Tu Poder
para poder poseer una lozanía envidiable
te solicito suavices mis achaques corporales.
yo estoy seguro que con tu poder podrás calmar mis dolencias.