Saltar al contenido

Oración a Santa Catalina de Siena

Oración a Santa Catalina de Siena
Oración a Santa Catalina de Siena
Vota

Fue considerada una de las más grandes místicas de su tiempo, también destacando como predicadora y escritora. Desde una temprana edad le gustaba guardarse en oración y en cuestiones religiosas. Desde muy pequeña se había dedicado a la castidad y se pasó durante toda su vida ayudando a los pobres y viviendo a su servicio. Destacando también la importancia y la perseverancia en la decisión oficial del regreso del papado a Roma.

Trabajó de manera incansable durante las pestes de Europa donde se le atribuyen varios milagros. Se dedicó a la escritura de cartas hacia varios gobernadores para frenar las guerras abogando por la paz y por el amor de Dios. Se dice que tuvo varias visiones en vida y que estas la llevaron a profesar más su fe y a ser lo más dedicada posible a la obra de Dios y de la iglesia en el mundo.

❌ Oración a Santa Catalina de Siena para el amor

A pesar de ser una virgen dedicada al amor de Cristo, se le hacen peticiones a favor del amor de parejas y futuras relaciones. La oración a Santa Catalina de Siena comienza con una alabanza a ella reconociendo sus virtudes y su inquebrantable fe. También se reconoce su fidelidad a Dios y algunos de los actos que hizo en vida, como la perseverancia en el cumplimiento de la obra del Señor.

Después se le pide por el amor deseado, para que este sea correspondido y que nada pueda llegar a fallar en la relación. Se le pide para que pueda darse de la forma más rápida posible y que no haya nada que pueda estorbar la misma y que el amor sea lleno de pasión desbordante y que jamás se canse.

También existe una oración a Santa Catalina de Siena para pedir que se recupere el amor perdido. Puesto que se dice que esta santa patrona de Europa es benévola, por tal razón está dispuesta a ayudar y abogar por todos aquellos necesitados en las situaciones más desesperadas que puedan ocurrir.

❌ Oración a Santa Catalina de Siena para tener dinero

Esta mujer dedicó su vida a la ayuda de muchos necesitados, los más pobres y también de los enfermos de la peste. Se dice que ella alegraba a todo aquel que la viera y que su generosidad cautivaba a todas las personas. Fue una mujer totalmente desprendida y dispuesta a aportar lo que fuera necesario para el bien del prójimo.

Dicho esto cabe mencionar que no existe una oración a Santa Catalina de Siena para tener abundancia de dinero. Aunque por otro lado, sí existe una oración para pedirle con urgencia algún deseo que se anhele con locura y que se necesite con rápida respuesta.

Reconocerla como la santa virgen que se dice que fue es el primer paso en esta oración, pasando luego a pedirle la compasión y su mirada fija en la persona que recite el rezo, dejando frente a ella la petición más anhelada del corazón, sea cual sea, pudiendo ser un deseo económico urgente, la obtención de un trabajo o algo por el estilo; para después pedirle por su santa intercesión en el deseo frente a Jesús y al mismo Dios.

Oración a Santa Catalina de Siena
Oración a Santa Catalina de Siena

❌ Oración a Santa Catalina de Siena para la salud

Existen innumerables peticiones que se han hecho a lo largo de la historia hacia esta santa. Hay diversas oraciones a Santa Catalina de Siena para pedirle sobre situaciones difíciles y por supuesto, se le solicita también por el bienestar y por la salud tanto propia como la de cualquier ser amado.

La oración a Santa Catalina de Siena comienza agradeciendo cualquier favor de la vida que se haya tenido y de contemplar las virtudes que tuvo esta virgen en vida. Después de reconocer todo, se le pide que de ese mismo modo en que ella fue favorecida por Dios pueda interceder por el favor o el deseo propio, siendo el de una buena salud.

Dándole gracias por todo lo que hace y por su gracia, se le pide el poder agradecérselo en persona cuando se este encuentren en el trono de Dios.

Es curioso que muchos la cataloguen como una mujer que se casó con Cristo, pero esto no es más que una manera simbólica de ver su dedicación a la obra del Señor. Pero sea cual sea el milagro que se le haya atribuido es bueno acotar que no fue ella, sino que solamente por el poder de Dios es que ocurren estas cosas, incluso hoy en día, los milagros ocurren por la mano de Dios y por la fe en su único Hijo.