Saltar al contenido

Oración para bendecir enfermos graves

Oración para bendecir enfermos graves

Con esta oración se pretende no solo sanar la enfermedad del cuerpo físico, también las emocionales y heridas del alma. Se pide la bendición de recobrar la salud, que Dios nos otorgue vida en abundancia, para nosotros, los familiares, enfermos, amigos y demás personas que estén graves y abandonadas con sus males. Conseguir consuelo, fortaleza para superar este mal y estar agradecidos de ante mano con Dios por los resultados de la oración de Fe, amor y esperanza.    

Oración para bendecir enfermos graves y agonizantes

Se le ruega al Padre misericordioso, ya que conoce hasta dónde llega la buena voluntad de los hombres, que siempre está dispuesto a perdonar las culpas, que nunca niega el perdón a los hijos que a él a acuden con fe, amor y la seguridad de ser escuchados, solo él se compadece de sus hijos que se debaten en la vida y la muerte. 

Ya ungido con el óleo Santo y ayudado por la oración de nuestra fe sea aliviado en su cuerpo y su alma, obtenga el perdón de sus pecados  y sienta la fortaleza de la gracia de Dios 

Oración para bendecir enfermos graves de cáncer

Hacer esta oración milagrosa con fe permitirá que aquellos que se están recuperando de esta enfermedad, tengan más fuerza, paciencia y deseo de seguir adelante. Confiar, el amor de Dios es la cura para aliviar cualquier enfermedad. Para aquellos que ya no pueden superarla, ten seguridad que sus dolencias las llevaran con fortaleza y dignidad, rendimientos de sus pecados se entregaran a la voluntad del Padre. También fortalecerá a sus seres queridos y amigos.  

Se le pide a Dios que cure cada una de las células enfermas, que sea él rompiendo toda cadena del padecimiento, los libera, los sana y salva. Da la fuerza, valor para recorrer  el camino a la sanación. Acompañándolos en las terapias, cubriéndolos con su manto y haciendo que no pierdan la fe.  

Oración para bendecir enfermos graves que ya quieren partir

En esta etapa es difícil orar ya que no queremos despedirnos de un ser querido y verlo partir, más aún duro, debemos dejarlos ir. El vacío nunca volverá a ser llenado cuando se trata de padres, un hermano o un hijo. Nada llenará el espacio. En todo caso, la muerte por una enfermedad muy dolorosa, se ve el deterioro de la persona. Igual para quien lo padece, llega el momento que quiere que todo acabe. 

No hay oración específica, solo debemos abrir nuestro corazón ante Dios y derramarlo ante élSolo Dios sabe lo que necesita, lo que padece, lo que sufre. Dios nos conoce desde antes de nacer y sabe lo que nuestros corazones guardan. Sólo debemos abrirle las puertas del corazón y que se quede a vivir con nosotros y nunca se marche. Las palabras de la oración vendrán del corazón, y Dios las recogerá con el Alma. 

Luego Dios padre, Jesús su hijo y el Espíritu Santo nos confrontará  y consolará a quienes quedemos y dará santa muerte sin dolor a quienes se lo pidan y los llevará al paraíso ya que pagaron por demás todas sus culpas.