Saltar al contenido

Oración para calmar a alguien

Oración para calmar a alguien
Oración para calmar a alguien
Vota

Cuando las personas se alteran y pierden la calma en muchas oportunidades este estado hace que cometan actos graves que traerán consecuencias, o digan palabras que no tengan retroceso ya que algunas ofensas van más allá de nuestra bondad. Es mejor no discutir en ese estado, porque esa actitud puede que enfurezca más a la persona y las cosas empeoren. Lo mejor en esos casos es rezar para que Dios se haga cargo de todo. 

Oración para calmar a alguien en un enfrentamiento y actitud violenta

La oración a San Marcos de León para que calme a aquella persona que se ha puesto en nuestra contra. Por la intersección de San Marcos, patrono de cambiar los malos pensamientos y sentimientos de quienes nos perjudican los tranquiliza, los hace dóciles con nosotros, puesto que domaba a los leones y cambia las intenciones negativas de nuestros enemigos por buenas intenciones. 

Por último, hay que agradecerle por el cambio que habrá en tu vida, cuando tu problema sea resuelto. Para que todo esto sea posible, visualiza tu vida llena de felicidad, armonía y buen trato, de esta manera tu vida dará un giro para bien y se llenará de todas las bendiciones que Dios tiene reservadas para ti. 

Oración para calmar a alguien por quien sentimos ira

Le pedimos a Dios que nos ayude a contener la ira y el enojo que no nos deja razonar, que cuándo estemos frente a esa persona nos calmemos ambos, que el poder del espíritu santo nos llene de armonía y paz. Que nos dé calma y poder para razonar como hijos de Dios y que nuestros corazones se llenen de amor y fluya. Podemos conquistarnos a nosotros mismos para obtener la victoria y la bendición de Dios. 

Oración para calmar a alguien que vive con nosotros

Esta situación es triste, si la persona es nuestro compañero de vida, debemos hacer una oración poderosa para lograr que la persona se calme. Recurrimos a Jesús ya que ayuda a las personas en las dificultades sentimentales para que hable por nosotros en ese momento y conseguir la paz para que no haya rencor y nos reconciliemos de una vez para siempre, ayudando a que se calme y el amor supere los obstáculos ya que con Cristo todo se puede. 

Debemos orar para atraer nuevamente la calma, bien sea para nosotros o para alguna persona que ha venido en nuestra contra. Rezamos para tranquilizar el corazón angustiado y para calmar el alma atormentada. Le pedimos a Dios en un momento muy apurado: “Señor manifiéstate en orden y calma en esta situación, Dios es la calma perfecta y todo saldrá bien para todos. Gracias señor que me has escuchado”. 

En estos casos, lo mejor es orar para que regrese la calma bien sea para nosotros mismos o para el interlocutor, ya que una discusión podría traer grandes consecuencias y más si decimos cosas que no queríamos. Las palabras pueden llegar a doler más de lo que parece, ya que, aunque se las lleve el viento quedan en el alma.