Saltar al contenido

Oración para comer

Oración para comer
Oración para comer
Vota

A Dios padre tenemos que agradecerle por todos los alimentos que podemos recibir tanto en el día como en la noche. Si somos agradecidos con las cosas que Dios hace por nosotros, por lo que nos da, él nos bendecirá para siempre tengamos lo que necesitamos. No importa si es antes o después de comer, una pequeña oración de agradecimiento bastará para que podamos quedar saciados, saludables de mente y cuerpo. 

Oración para comer bien

Estas oraciones sirven para bendecir los alimentos, para que la comida no nos caiga pesada, además estas pueden servir para que los alimentos nunca falten en la mesa, es decir que tengamos siempre un plato de comida para alimentarnos. Antes de comer se le dan las gracias a Dios por los alimentos que nos ha dado, se le pide que todo lo que vayamos a comer pueda nutrir nuestro cuerpo para que estemos sanos y fuertes. 

“Dios te doy gracias por estos alimentos que voy a recibir el día de hoy para que me nutra en cuerpo y en alma. Bendice este alimento y cada miembro de mi familia para que nunca les falte las provisiones, te agradezco por el sol nuevo de cada mañana y por todas las maravillas que has creado para nosotros”. Para finalizar la oración rezar un padre nuestro, un ave María y un gloria, por ultimo persígnate y ya podrás ingerir tus alimentos. 

Oración para comer sin culpa

Muchas personas se sienten culpables a la hora de comer, bien sea por su peso, como por salud. En estos casos la persona le reza a Dios para que los alimentos que vaya a ingerir le hagan bien, que no le haga daño de ninguna forma, que todas las grasas ingeridas sean quemadas y solo las vitaminas y los nutrientes queden presentes para tener una buena salud. Que las calorías sean las necesarias para que el cuerpo trabaje debidamente. Que no comamos por gula, sino por hambre y sobre todo, se dan las gracias por los alimentos. 

Oración para comer en la noche

La cena es uno de las comidas más importantes del día, ya que si no comemos a estas horas cuando estemos durmiendo nuestro cuerpo nos despertará para ingerir alimentos en la madrugada y eso puede hacer daño a nuestro sistema digestivo y a nuestro estómago. Es por ello que debemos ser gradecidos con Dios, ya que gracias a él podemos irnos a la cama con el estómago lleno y el alma feliz, gracias a él nada nos falta. 

No importa donde estemos, bien sea en un restaurant, en una casa ajena o en un sitio de comida rápida, ni la hora a la que estemos comiendo, hay que bendecir la comida, nunca está de más agradecerle a Dios por darnos la oportunidad de tener algo que llevarnos a la boca el día de hoy. Cristo nos enseñó a que tenemos que ser agradecidos con Dios por todas las cosas que ha hecho por nosotros, y por todas las cosas que nos ha regalado.