Saltar al contenido

Oración para curar de susto

Oración para curar de susto
Oración para curar de susto
Vota

El susto o el espanto es una enfermedad que afecta a personas de cualquier edad. Esto se da cuando la persona recibe un susto de manera imprevista, lo cual causa que dicha persona se muestre desganado y deprimido, también causa falta de apetito, insomnio, fiebre y que quiera estar en lugares oscuro donde pueda estar solo.

Oremos juntos:

Susto o espanto

Las características del espanto o susto quieren decir que el alma de la persona lo ha dejado. Cuando sucede este tipo de situaciones da a entender que “La sombra se espanta”, o que “La sombra se desprende de la persona y vaga por otros lados”.

Esto se asocia con un procedimiento en el organismo la cual consiste en que la sangre se contrae y se debilita, y cuando el susto está muy avanzado se mueve a los huesos haciendo que sea necesario sacarlo.

Susto de chaneque

Los Chaneques son unos seres pequeños que viven en cuevas, la cual están ubicadas en ríos y en montes. Algunos dicen que, físicamente, son pequeños niños rubios, otros dicen que son tipo enanos, de piel morena y cabeza grande. Aunque se dice que existen ambos tipos de chanques.

Estos espantos suceden cuando la persona se encuentra con un chaneque.

Susto de muerto

Este espanto consiste en que una persona tiene constante sueños con una persona muerta, mayormente sucede con muertes recientes, ocasionando insomnio y falta de apetito.

Otros tipos de sustos

A parte de lo mencionado antes, las personas pueden sufrir un susto o espanto de cualquier situación que suceda, ya sea que alguien vea un perro acercarse, piense que lo va a morder y se asuste o que suene un ruido de manera imprevista. Cualquier experiencia hace que de un susto y se debe tratar a tiempo o puede llegar a la muerte.

Sustos en niños y adultos

Hay diversidades de curas que funcionan para los sustos, ya sea en niños o adultos, pero hay algunos que son más usados como los que se mencionan a continuación.

Una de las formas para curar a un niño pequeño es tomar un pedazo de periódico del día en curso y pasarlo por todo el cuerpo. Luego de esto, una vez que ya se pasó por el cuerpo del bebé, se debe llevar el periódico a quemarlo lo más lejos de la casa.

Otra forma es agarrar un huevo crudo y pasarlo por el cuerpo del bebé en forma de cruz, concentrándose en la cabeza y pies. Luego en un vaso de agua hay que romper el huevo, si sale la yema y la clara medio cocidas significa que el niño fue asustado, pero ya fue quitado en el momento de pasar el huevo por su cuerpo.

Ahora bien, cuando se trata de adultos es muy diferente ya que el huevo y el periódico no funcionan, y se deben seguir otros pasos. La persona con susto no debe comer ningún alimento dulce durante 24 horas y tomarse un trago de alguna bebida alcohólica, ya sea whisky, tequila o aguardiente.