Saltar al contenido

Oración para que me pida perdón de rodillas

Oración para que me pida perdón de rodillas
Oración para que me pida perdón de rodillas
Vota

Para nadie es un secreto que pedir perdón es una destreza que no todos dominamos en su totalidad. Pedir perdón va más allá de saber quién tiene la razón, se trata de reconocer nuestros errores y hacerle saber a la otra persona lo importante que es para nosotros.

Pedir perdón ayuda a sanar heridas y nos brinda una gran tranquilidad espiritual. Muchos no lo practican simplemente por orgullo o por miedo aceptar sus errores. Por tal motivo te mostraremos oraciones para que esa persona que te hizo mucho daño te pida perdón de rodillas.

Rezar por ti:

Por motivos de infidelidad

Si el caso de pedir perdón es por algún motivo de infidelidad, la oración debe ser entonada con firmeza y temple. Debes decir la oración a pocos días de lo acontecido ya que los sentimientos están a flor de piel y los resultados serán aún más satisfactorios.  Esta lectura no solo hará que te pida perdón de rodillas, sino que además crearás en él un gran remordimiento por lo acontecido.

La oración dice: El amor fue el motivo, de todos sus errores. Actuó sin pensar ni medir las consecuencias de sus actos, es por eso que hoy te pido que venga a mí de rodillas, que me implore perdón y deje a un lado los prejuicios. Hazlo entrar en razón y no permitas que desvié su camino, yo soy su mapa y debe venir a mí.

La luz de sus ojos, el amanecer de sus mañanas. Arrepiéntete /nombre de la persona/ y ven a buscarme de inmediato. Humíllate ante mí y suplícame perdón; eres tu quien fallo, y me merezco tu atención.

El arrodillarse para pedir perdón

El arrodillarse ante una persona para pedir perdón demuestra un grado alto de humillación. Cuando alguien se arrodilla ante ti para excusarse puede deberse a  una extrema culpa y remordimiento, quizás por poco amor propio, porque quiere hacerte sentir importarte o simplemente quiere victimizarse ante lo acontecido.

Si eres de esas personas que disfrutan el hecho de sentirse superior antes los demás, el que se arrodille hará que aumente tu satisfacción ante la circunstancia. Es un acto muy despectivo y desagradable para muchos, pero sumamente gratificante para quienes creer tener la razón.

La decisión de perdonar

Es difícil perdonar, ya sea por rencor o porque creemos que esa persona no lo vale, debemos considerar que todos merecemos una segunda oportunidad. No somos nadie para juzgar a los demás, todos cometemos faltas y el reconocerlas es el primer paso para demostrarle a la otra persona cuan arrepentidos estamos por la situación.

Es por esto que perdonar ayuda a cerrar etapas y nos da un gran crecimiento personal. Aceptar el perdón de quien nos hizo mucho daño en algún punto de nuestras vidas, es la mejor manera de sanar las heridas. Es un acto de madurez, en ese momento es  que nos damos cuenta de que por más fuertes que sean las adversidades siempre hay una luz al final del túnel. Un corazón sano es sinónimo de una vida sana.