Saltar al contenido

Oración para un hijo rebelde

Oración para un hijo rebelde
Oración para un hijo rebelde
Vota

Para los padres, un hijo es una bendición, pero cuando el problema es que el hijo es rebelde hay muchas cosas en juego, como la paz familiar. Vivimos una época atareada, todos deben cumplir con su parte, si sumamos a esto la rebeldía nos cansamos y alteramos. Buscamos ayuda de especialistas, cambiamos métodos de educación y es ahí cuando nos dirigimos a Dios suplicando orientación tanto para los padres como para los hijos rebeldes.

❌ Oración para un hijo rebelde con problemas

Se le pide a Dios que necesitas que él se haga presente en la vida de tu hijo que el mal camino lo desoriento y se está sumergiendo en el lado de la perdición. Se pide que perdone los errores cometidos como padres y que les de fuerzas, que guíe su carácter para superar esta etapa. Finalmente dándole gracias porque el hijo seguirá el camino agradable para los ojo de Dios debido a su guía y protección.

❌ Oración para un hijo rebelde que necesita ayuda divina

Se le pide a Dios que todo el poder de rebeldía, pierda su efecto; qué en el nombre de Jesús esa conducta sea destruida y sea restablecida la rectitud, bondad y respeto, que los cambios sean prontos, visibles y gratos ante los ojos del mundo y de Dios guiados por el Espíritu Santo y el poder de la sangre de Cristo.

Así mismo se pide que toda oración que se haga se eleve y llegue al trono de Dios y sea derrotado el mal gobernador que destruye la vida de los afectados. Por último se dan las gracias por los milagros que Dios ha hecho con la persona que se está viendo afectada por sus actos, y por darle paciencia a aquellos que lo rodean.

❌ Oración para un hijo rebelde y adicto

Esta oración es el clamor a Dios por los padres cuando la rebeldía del hijo lo ha llevado por el camino de las sustancias ilícitas y el consumo de bebidas alcohólicas. Es la súplica para ver retornar al hijo a como era, verlos triunfar en la vida, en el camino del bien, que su mente y cuerpo se libere de toda atadura antes de que sea demasiado tarde para rehabilitarse. Que elimine Dios todo aquello que lo ha conducido al vicio, malas compañías, baja estima, rabia, todo lo negativo.

Dios es amor, redención, perdón y todo poderoso, nada le es imposible. La oración es poderosa, cuando los padres oran por sus hijos tiene mucho más que poder, ya que lo hacen desde el corazón, su corazón, su dolor o alegría son las herramientas fundamentales para abrir las puertas que separan al hombre de Dios. Al entregar y consagrar a los hijos al amor del creador se muestra la fe y confianza que le tenemos y por ello nunca seremos desamparados.

Las soluciones llegarán pronto, cuándo la oración se hace desde ese enfoque los cambios se notarán y la gratitud siempre deberá estar en nuestras mentes y corazones. Sin importar que, hay que tener en cuenta que hay que ser agradecidos con Dios ante cualquier circunstancia, y darle gracias por sus milagros.